Más sobre nuestros desodorantes

Conociendo a tu nuevo desodorante natural

Si eres nuevo en el tema de los productos de higiene personal es común que te surgan inquietudes sobre las sensaciones o experiencias que estas teniendo al usarlos.

Es por eso que decidimos escribir este post, para platicarte un poco más sobre nuestros desodorantes naturales libres de aluminio y que recuerdes que la paciencia te ayudará con todo el proceso.

Lo primero que hay que tener en cuenta es leer las instrucciones de nuestro producto. Estamos utilizando productos 100% naturales, es por eso que pedimos tengan los siguientes cuidados: Con tu dedo indice toma poca cantidad de la mezcla (tamaño chícharo por axila) y aplica suavemente sobre la área. No utilizar después de depilarse/rasurarte ya que los poros quedan expuestos y sensibles. MUY IMPORTANTE- aplicar de manera muy suave ya que son áreas de nuestro cuerpo más sensibles. Ten cuidado al aplicarte el desodorante ya que puede manchar la ropa pero ¡No te preocupes! por que se quita con una toalla húmeda ó al lavarlo.

Al elegir cualquier opción de desodorante natural notarás un proceso de desintoxicación ó de adaptación a tu cuerpo y se pueden mostrar los siguientes síntomas: sudoración excesiva, oscurecimiento del área, irritación, entre otros.

Estos síntomas pueden ser ocasionados por muchos factores. Se muestran comúnmente en personas que hacen el cambio de un desodorante comercial que usaron un largo periodo de tiempo y su cuerpo comienza a liberar toxinas. Recordemos también, que todos los tipos de piel son diferentes por lo que si muestras alguno de estos síntomas por más de 3 semanas te recomendamos suspender su uso ya que probablemente tengas reacción ó alergia a alguno de los ingredientes.

En caso de presentar irritación ó molestias recomendamos aplicar aloe vera, fomentamos de bolsas de té de manzanilla frías, agua termal ó pomada para ardor ó quemaduras.

Nuestros desodorantes son para toda la familia.

¿Cómo cuidar de mi desodorante?

Al terminar de usar tu desodorante, ciérralo bien. Esto hará que los ingredientes se conserven frescos, así cada vez que lo utilices estará suave. Guárdalo en un lugar fresco y seco, lejos de los rayos directos del sol. En caso de traslado cuida que esté bien cerrado para evitar accidentes.

Si en algún momento tu desodorante se queda abierto ó simplemente se empieza a secar, puedes agregar POCO aceite de coco orgánico, aceite de oliva ó aguacate directo a tu frasco y frota con cuidado como si fuera acuarela. Agrega aceite hasta que quede la textura que te agrade. Recuerda si pones mucho aceite se perderán los efectos de los otros ingredientes.

Es importante siempre estar abiertos al cambio y convencidos de que es por nuestro propio bien utilizar remedios naturales y acudir a la herbolaria. La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo. Todo lo que toca nuestra piel llega directamente al sistema nervioso, afectandonos en todos los aspectos de manera directa. Entonces… tu desodorante es alimento para tu piel y para tus estados de ánimo ¡Busca la mejor opción de desodorante natural para ti!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *